Consejos de mantenimiento para tu puerta enrollable

91 413 10 96
Consejos de mantenimiento para tu puerta enrollable

Después de su instalación, hay que tener en cuenta una serie de cuestiones para mantener en buen estado nuestros cierres metálicos enrollables en Madrid Centro. Como regla general, hay que evitar la entrada de agua y humedad ya que esto puede estropear los cuadros de control de nuestra puerta enrollable. Si vemos que entra agua, antes de recurrir a la ayuda de un profesional, podemos solventarlo de forma temporal sellándolo con un poco de silicona o producto similar. Hay que tener cuidado también con los insectos y demás animales de pequeño tamaño. Hay que vigilar con frecuencia la placa eléctrica de la puerta para comprobar que el motor funcione. Importante también es mantener la puerta limpia y libre de residuos que puedan obstaculizar su sistema de funcionamiento.

Podemos recurrir a lubricantes líquidos para vigilar que el sistema esté convenientemente engrasado. En Cierres Metálicos E. Merino aconsejamos grasa líquida en spray ya que la consistente se terminará endureciendo con el tiempo y provocando atascos en el sistema de apertura y cierre de nuestra puerta enrollable. Nunca te aventures a desmontar el motor de la puerta. Lo mejor es acudir a un especialista.

 En definitiva, el mantenimiento periódico de tu puerta enrollable es  fundamental. Siempre tienes que comprobar que cuenta con todas las garantías y que lleva marcada la etiqueta CE (Normativa Europea de Seguridad). No debes instalar otro accesorio ajeno a los fabricados por tu empresa de cierres metálicos enrollables de Madrid Centro. Importante también que no manipules el sistema con las manos mojadas o con los pies descalzos.

haz clic para copiar mailmail copiado